Doctrina Tributaria 2015 de la Corte Suprema Chilena sobre la anómala elusión tributaria en relación a la deducción de los gastos corrientes para efectos del Impuesto a la Renta

 

20160228-0046
Alan Emilio en el Cusco 2016

La Corte Suprema de la República de Chile nuevamente da cátedra en torno a los conceptos de Derecho Tributario, que a muchos abogados peruanos los va a remecer dado que en muchas universidades siguen soñando con el romanticismo y la utopía del derecho romano.

Mediante Sentencia en Casación, de fecha 14 de septiembre del 2015 emitida en el Rol N° 31.983-2014, se expone que el propósito del Derecho Tributario, que ha sido definido como el conjunto de normas que disciplinan la actividad del Estado y de los entes públicos dirigida a adquirir, en virtud del poder de supremacía reconocido a los mismos, los medios financieros necesarios para alcanzar las finalidades públicas. A pesar de tal finalidad, la imposición tributaria es vista con desconfianza y desprecio por algunos contribuyentes, cuestión que lleva a la elusión a ser una de las cuestiones fundamentales del derecho tributario actual, y un problema permanente derivado de la presión que sobre la legalidad tributaria ejerce el deseo de aquellos contribuyentes de sustraerse en lo posible a la imposición.

En esa línea de razonamiento, es posible distinguir la elusión tributaria de la planificación; esta última ha sido definida como “la facultad de elegir entre varias alternativas lícitas de organización de los negocios o actividades económicas del contribuyente, o incluso de renunciar a la realización de negocios o actividades, todo con el fin de obtener un ahorro tributario”. La elusión, de contrario, no consiste en la elección lícita dentro de determinadas opciones que el propio legislador tributario entrega, sino que en el comportamiento del obligado tributario consistente en evitar el presupuesto de cualquier obligación tributaria, o en disminuir la carga tributaria a través de un medio jurídicamente anómalo, infringiendo de manera indirecta las disposiciones legales aplicables, bajo una apariencia de juridicidad.

La Corte Suprema de Chile concluye brillantemente que resulta que la elusión tributaria, evita el impuesto que, por la vía usual del desarrollo de la actividad, le habría correspondido, objetivo para el que utiliza formas jurídicas inusuales o anómalas.

En el caso concreto, y detallado en la sentencia de reemplazo se trató de un pago cuantioso realizado con la finalidad de aumentar los fondos de una trabajadora destinados a solventar su futura pensión de vejez, conforme con las notas características dadas por el artículo 20 del Decreto Ley N° 3.500, circunstancia que, por sí sola, aleja dicho egreso de tal modo de los fines más inmediatos de la contribuyente y de la obligatoriedad del gasto en cuanto búsqueda de la obtención de la renta, que requiere la aportación de probanzas que permitan ligar la solución de este estipendio con la generación de mayores ingresos por parte de la sociedad reclamante, y que lleven a considerar que se trata de un gasto necesario. Sin embargo, los hechos del proceso, en la forma que han quedado establecidos, sólo logran contextualizar este gasto en cuanto emana del vínculo laboral de la contribuyente con uno de sus trabajadores, y por ende de su obligatoriedad al emanar de un acuerdo pactado por escrito, mas resulta claramente insuficiente para llevar esa obligatoriedad al plano tributario, pues ello requería demostrar su relación con la generación de las rentas de la sociedad. En esas condiciones, y conforme con los hechos del proceso, no resulta posible calificar los pagos por depósito convenido como un gasto necesario para producir la renta.

Bajo esta doctrina, para la normativa peruana NO CUMPLIRÌA EL PRINCIPIO DE NORMALIDAD y por ejemplo en una controversia sobre la deducibilidad de gastos corrientes NO SERÌA DEDUCIBLE DE LA BASE IMPONIBLE DEL IMPUESTO A LA RENTA. Esto ya lo habíamos expuesto desde el año dos mil seis (2006) y recibimos ataques de todo tipo.

Escucho que muchos abogados peruanos siguen pensando que la doctrina es lo que ellos mismos dicen, o lo que dicen sus profesores románticos y soñadores, pero mayor validez estimo debe darse COMO DOCTRINA IMPARCIAL a la jurisprudencia internacional, sobre todo a la emanada de las máximas instancias judiciales de países con sistemas tributarios similares al peruano. ¡Despierten, estamos en mayo del 2016 pero muchos abogados peruanos siguen fantaseando con las ideas tributarias y autores de 1970!

Alan Emilio Matos Barzola

Expositor Experto en materia Tributario Contable a nivel nacional

Experto en material procesal ante SUNAT, Tribunal Fiscal, Poder Judicial y el Tribunal Constitucional

Diplomado en Tributación Empresarial en Trujillo organiza Colegio de Contadores Públicos de La Libertad

Programa de Alta Especialización en Tributación CUSCO 2016

CONANIIF 2016 Madre de Dios IV Convención Nacional organizada por la Junta de Decanos de Colegios de Contadores del Perú

El texto completo de la Sentencia Casatoria de Chile la puedes descargar en el siguiente enlace web: CS-fallo-14-septiembre-2015-Rol-31863-2015-

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s