RTF 12110-1-2015 No son deducibles para efectos tributarios los gastos (judiciales y legales) que asume una entidad domiciliada y que corresponden ser asumidos por su Casa Matriz no domiciliada (titular de las marcas)

Alan Emilio en Lima Perú 2013
Alan Emilio en Lima Perú 

El Tribunal Fiscal ha emitido la magistral Resolución RTF N° 12110-1-2015, de fecha 11 de diciembre del 2015, en torno a una controversia sobre la determinación del Impuesto a la Renta del ejercicio gravable 2001.

El contribuyente (entidad domiciliada en el Perú y parte de un grupo económico transnacional) sostenía que SUNAT emplea una interpretación restrictiva del gasto  (gastos judiciales ante INDECOPI, DIGEMID y el PODER JUDICIAL, nulidad y demanda), y que corresponde a la empresa determinar que gasto incurrir invocando el concepto amplio del principio de causalidad (parte superior de la página 1 de la RTF 12110-1-2015).

Según manifestó el contribuyente apelante, si bien el titular de las marcas es su casa matriz (no domiciliada estadounidense INC.) dicho contribuyente es licenciataria y explotadora directas de las marcas en el Perú, habiendo registrado las marcas para comercializar los productos en el país, para que ninguna empresa registre productos con nombre iguales o similares a los que comercializa, ya que sus ingresos disminuirían, al adquirir los consumidores otros productos pensando que son los comercializados por ella, ocasionándole un grave perjuicio, resultando (a su equivocado criterio) necesarios los servicios de abogados especializados en la defensa de marcas, siendo que el no ser titular de la marca no enerva la deducibilidad del gasto, en el marco criterio amplio del principio de causalidad, pues resultan necesario para mantener la fuente productora de renta gravada, en tanto el reconocimiento y prestigio de las marcas de los productos (cuya marca es propiedad de la no domiciliada estadounidense INC.) permiten mantener la fuente productora de renta.

¿Y que dijó la gentita de SUNAT ante estos argumentos teóricos? SUNAT manifestó que la patente confiere a su titular, esto es a la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE, el derecho a excluir a terceros de su explotación comercial, por lo que los gastos no debieron ser reconocidos como propios del contribuyente domiciliado sino de la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE, aún cuando las demandas se realizaron en el lugar donde se originó la nulidad, pues el accionante directo y único interesado es el dueño de las marcas, y que si bien la recurrente (contribuyente domiciliado) señala ser la licenciataria y explotadora directa de las marcas y que sus ventas se verían disminuidas si no acude en defensa de las marcas, ello no fue probado con algún documento fehaciente, pues no cuenta con contratos que le otorguen dicha representación ni obran análisis o informes que sustenten la posible disminución de sus ventas, por lo que mantuvo el reparo por S/.90,047.00.

Indica el Tribunal Fiscal que si bien los gastos que ocasionaron la demanda se realizan en el lugar donde se han originado las oposiciones, el accionante directo es el dueño de las marcas (CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE), por lo que dichos gastos no debieron ser deducidos por la recurrente (contribuyente domiciliado apelante).

El Tribunal también indica que de la revisión de las facturas observadas, de la documentación que sustenta la realización de las demandas presentadas y las comunicaciones entre la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE y los estudios de abogados se advierte que las operaciones reparadas corresponden a servicios legales realizados a favor de la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE que tienen por objeto excluir a terceros del uso de signos distintivos que pudiesen inducir al público a error o confusión, respecto de los productos V…, N… y Z…., en tanto esta sustenta la calidad de titular de la referida marca, siendo que de la referida documentación se advierte que es este el único accionante en los indicados procesos.

El contribuyente domiciliado apelante sostenía que si bien el titular de las marcas es la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE ello (a su equivocado criterio) no enerva la causalidad del gasto, en el marco del criterio amplio de dicho principio. El Tribunal Fiscal indica que se aprecian distintos intereses económicos, ya que por un lado al contribuyente domiciliado le interesaba la comercialización de los productos de las marcas respecto de los cuales la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE era titular (V…, N… y Z….), obteniendo el mayor margen de rentabilidad en sus ventas, en tanto que la no domiciliada CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE buscaba la protección de las marcas cuya titularidad ostentaba.

Precisa el Tribunal Fiscal que si bien el contribuyente domiciliado apelante pudo haberse visto beneficiado con la protección de las marcas, estas tienen una mayor vinculación con las rentas que obtendría la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE, por lo que aun cuando el contribuyente apelante pudiera tener algún interés y obtuviera algún beneficio producto de las acciones legales realizadas por esta para la protección de sus marcas, éste se encontraba mediatizado por el beneficio directo e inmediato que obtendría  la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE, ya que a través de dichas acciones la empresa aseguraba la mayor comercialización de sus productos y, en tal sentido, no puede afirmarse que los gastos objetados cumplan con el principio de causalidad para el contribuyente recurrente, siendo que tampoco se ha sustentado la obligación del contribuyente de realizar dichos gastos a favor de la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE más aun cuando en el caso materia de análisis las comunicaciones de coordinación respecto de los servicios observados, han sido efectuados entre la CASA MATRIZ ESTADOUNIDENSE y los estudios de abogados, siendo esta empresa no domiciliada la que ha seguido los referidos procesos, en tanto ostenta la calidad de titular de las marcas, y no el contribuyente recurrente, siendo que aun cuando se reconoce que el principio de causalidad es de carácter amplio, debe encontrarse acreditada la relación de necesidad existente entre los gastos y la generación de la renta, lo que no ha ocurrido en este caso, por lo que lo alegado por el contribuyente recurrente en ese sentido carece de sustento.

Resalta el Tribunal, que ello no se contradice con el criterio de las resoluciones RTF N° 710-2-99 y 1275-2-2004, invocadas por el contribuyente, ya que estas indicaron que el principio de causalidad es la relación de necesidad que debe establecerse entre los gastos y la generación de renta o el mantenimiento de la fuente, noción que en la legislación peruana es de carácter amplio pues se permite la sustracción de erogaciones que no guardan dicha relación de manera directa, no obstante ello, para ser determinado DEBERÁN APLICARSE CRITERIOS ADICIONALES como que los gastos sean normales de acuerdo con el giro del negocio o éstos mantengan cierta proporción con el volumen de las operaciones, ENTRE OTROS, lo que no se ha acreditado en el caso de autos, además el análisis del cumplimiento del principio de causalidad debe realizarse caso por caso, siendo que en dicha resolución se estaban analizando gastos de distinta naturaleza los que son materia de observación en el expediente de autos.

Felicitamos al Tribunal Fiscal por esta magistral RTF, que demuestra que “la tierra no es cuadrada como muchos románticos del derecho insisten”.

Alan Emilio Matos Barzola

Expositor Experto en materia Tributario Contable a nivel nacional

Experto en material procesal ante SUNAT, Tribunal Fiscal, Poder Judicial y el Tribunal Constitucional

Diplomado en Tributación Empresarial en Trujillo organiza Colegio de Contadores Públicos de La Libertad

Programa de Alta Especialización en Tributación CUSCO 2016

CONANIIF 2016 Madre de Dios IV Convención Nacional organizada por la Junta de Decanos de Colegios de Contadores del Perú

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s