RTF 07791-8-2014 Condonación de intereses por cobrar no cumple el principio de causalidad siendo NO DEDUCIBLE para efectos de efectos del Impuesto a la Renta

Alan Emilio en San Martín
Alan Emilio en San Martín, Banda de Shilcayo

El Tribunal Fiscal ha emitido la Resolución RTF N° 07791-8-2014, de fecha 25 de junio del 2014, en torno a determinación del Impuesto a la Renta correspondiente al ejercicio 2003.

Entre otros, se analizó el reparo al importe contabilizado en la cuenta 66890 – Otros gastos extraordinarios, operaciones correspondientes al quiebre de intereses por convenio de fraccionamiento, amnistía, transacción extrajudicial y actas de conciliación (convenios).

El contribuyente alegó que estas operaciones se sustentaban en reportes emitidos por el sistema comercial, sus políticas empresariales destinadas a reducir sus cartera morosa (además que la causalidad se debe interpretar con criterio amplio).

El Tribunal indica que del análisis de la documentación se aprecia que el contribuyente condonó intereses por deudas a clientes normales y clientes accionistas,  a través de diversas modalidades, las cuales se encontraban reguladas por procedimientos aprobados por dicha entidad, sin embargo tal documentación no acredita que el gasto registrado fuese necesario para producir la renta gravada o mantener la fuente, por lo que no cumple con el principio de causalidad.

Que si bien la recurrente alega que la finalidad de la referida condonación de intereses fue reducir la cartera morosa que tenía, lo que en principio podría significar un incremento en la renta imponible de la empresa al implicar la disminución de las cuentas por cobrar de la empresa convirtiéndolas en ingresos efectivos, lo que evidenciaría una relación de causalidad y no una mera disposición de una liberalidad, no se aprecia que aquella hubiese presentado documentación que permita acreditar tal afirmación, específicamente, que demostrara que producto de la “facilidad” de pago otorgada se hubieran obtenido pagos efectivos que disminuyeran las cuentas por cobrar y, por ende, la cartera morosa.

En el caso de autos, la condonación descrita constituye un acto de liberalidad, dado que el contribuyente renunció a su derecho a cobrarlos sin obtener ninguna contraprestación por parte de los clientes beneficiados por ello, en consecuencia el reparo efectuado se encuentra arreglado a ley, procediendo mantenerlo y confirmar la apelada en este extremo.

Alan Emilio Matos Barzola

Especialista en Derecho Tributario y en Normas Internacionales de Información Financiera

Expositor experto en materia tributario contable

alanemiliomatosbarzola@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s