RTF 04289-8-2015 establece precedente de observancia obligatoria sobre exigencias formales previstas por el artículo 35 del Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta

Alan Emilio en Vichayito, Piura
Alan Emilio en Vichayito, Piura

Mediante Resolución de Observancia Obligatoria RTF 04289-8-2015, publicada en el Diario Oficial El Peruano el sàbado 16 de mayo del 2015, el Tribunal Fiscal emite el siguiente precedente obigatorio en torno a una controversia cuyo objeto era establecer si se puede afirmar que las empresas dedicadas a la comercialización de mercaderías adquiridas y vendidas (como es el caso del contribuyente), no se encuentran obligadas a cumplir el deber de llevar un Registro de Inventario Permanente Valorizado y, por tanto, identificar si es posible imputarles la infracciòn referida a llevar el mencionado registro sin observar las formas y condiciones establecidas en las normas correspondientes:

“Las exigencias formales previstas por el artículo 35 del Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta en relación con los libros y registros referidos a inventarios sólo son aplicables a los contribuyentes, empresas o sociedades cuya actividad requiera practicar inventarios físicos o materiales”.

En el presente caso el contribuyente si aportò el Registro de Inventario Permanente Valorizado pero la Administración le comunicò al contribuyente que este se llevaba sin observar las formas y condiciones establecidas dado que si bien habìa consignado informaciòn relativa al inventario final de mercaderìas practicado al cierre del ejercicio 2008, mas no consignaba un detalle de registro permanente en unidades físicas ni valorizado de sus existencias.

A su turno, la Sala Plena del Tribunal Fiscal emitió el Acuerdo de Sala Plena 2015-04, de fecha 24 de marzo del 2015, en cuyo contenido analiza la Norma Internacional de Contabilidad NIC 2 oficilizalizada y aplicable para el periodo de la controversia, conjuntamente con el contenido del artìculo 62 de la Ley y el artículo 35 del Reglamento de dicha Ley del Impuesto a la Renta, revelando que la obligación de control depende del tipo de inventarios, pues tal como detalla se encuentra referida a aquellos que se pueden identificar mediante su observaciòn, comprobaciòn, cuantificaciòn (en peso, en cantidades, etc.) y valoraciòn, esto es, a los que tienen materialidad. En tal sentido, a efecto de la exigencia de deberes formales e imposición de sanciones, la exigencia del control de inventarios, tal como se encuentra regulada en el artículo 62 de la Ley del Impuesto a la Renta y el artìculo 35 de su reglamento, no está dirigida a los productos que no tienen una forma física o material o no se encuentren en un soporte físico o que sean resultantes de las actividades de servicio.

Concluye el Tribunal Fiscal que haciendo una interpretación conjunta de los terminos utilizados en los artículos 20 y 62 de la Ley del Impuesto a la Renta, de las definiciones citadas referidas a los inventarios y considerando el propòsito de cada uno de los registros mencionados por el artículo 35 del Reglamento de la citada Ley, aquellos sujetos, empresas o sociedades que únicamente mantengan o cuenten con inventarios que no tenga una forma física o material o que no se encuentren contenidos en un soporte físico quedan excluidos del cumplimiento de las obligaciones formales, dado que en el caso de los inventarios inmateriales y de los inventarios producidos por empresas prestadoras de servicios, no resulta posible practicar inventarios tal como lo prevé el artículo 62 de la Ley del Impuesto a la Renta, norma que sirve de sustento para exigir el cumplimiento de tales debers formales.

OJO. El propio Tribunal Fiscal indica que la interpretaciòn que se haga de esta norma está estrechamente ligada con la imputación de infracciones y a la imposición de sanciones. Resalta el Tribunal Fiscal que no puede hacerse una interpretación extensiva de conformidad con la Norma VIII del Título Preliminar del Código Tributario.

En el presente caso, la actividad del contribuyente era una empresa comercial dedicada a la venta de partes, piezas y accesorios automotrices, es decir, existencias de tipo material, tangible o corpòreo, se concluye que si estaba obligado a cumplir las exigencias formales previstas por el artìculo 35 del Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta, encontràndose acreditada la comisión de la iofracción prevista en el numeral 2 del artículo 175 del Código Tributario, declarándose Infundada la apelaciòn de puro derecho presentada por el contribuyente.

Alan Emilio Matos Barzola
Especialista en Derecho Tributario y en Normas Internacionales de Información Financiera
Expositor experto en materia tributario contable

RTF 04289-8-2015 Observancia Obligatoria Alan Emilio Matos Barzola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s