¿Puede emitirse una Nota de Crédito para corregir un error en el RUC o en el domicilio fiscal?

A menudo esta interrogante suelta genera controversias con muchas personas operativas  que no analizan la incidencia legal-tributaria. La alternativa más apropiada es que dicho documento (la nota de crédito no es considerado como comprobante de pago sino únicamente como un documento que puede modificar un comprobante de pago) solamente se emita a título de una forma de “fe de erratas”, de tal manera que el contribuyente no tendría que emitir luego una nueva factura, puesto que no se ha producido ajustes ni  al débito ni crédito de la operación.

Cabe indicar el Tribunal Fiscal mediante Resolución RTF Nº 04211-1-2007 ha establecido qué es lo que se debe entender por la palabra “y otros” señalada en el artículo 10 del Reglamento de Comprobantes de Pago, con lo cual se puede apreciar que la emisión de notas de crédito sólo procede ante supuestos específicos:

Que de las normas glosadas se establece que la emisión de notas de crédito y la consiguiente anulación total o parcial del comprobante de pago previamente emitido, opera por descuentos o bonificaciones obtenidos posteriores a la emisión de los mismos, por devolución de bienes o de la retribución del servicio no realizado, por haberse consignado en exceso el impuesto bruto, o por haberse omitido consignar separadamente éste último en el comprobante, supuestos éstos últimos que dan contenido a la opción “otros” del Reglamento de Comprobantes de Pago.  Esta RTF se difundió en este espacio web en el siguiente enlace:  https://alanemiliomatosbarzola.wordpress.com/tag/notas-de-credito/

En el caso expuesto, no amerita anular la primera factura emitida (factura originaria), debiéndose solamente indicar en la Nota de Crédito (simbólicamente y como documento probatorio complementaria) el detalle correcto del número de RUC y del domicilio fiscal. En una eventual fiscalización se deberán exhibir ambos documentos que permitirán aclarar este tema formal. Otra opción viable es ni siquiera emitir la nota de crédito, sino solamente que las partes cursen una carta aclaratoria en la cual se dirima esta controversia, siempre que se haya bancarizado la operación.

Alan Emilio Matos Barzola

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s