Carta 103-2011-SUNAT IGV en compraventas internacionales

Alan Emilio Matos Barzola

En la presente carta, la Administración Tributaria resalta que de acuerdo a la legislación del IGV, para efecto de determinar si una operación califica como una venta de bienes muebles en el país gravada con el IGV, debe verificarse que los bienes muebles materia del contrato se encuentren ubicados en el territorio nacional a la fecha de su transferencia; la misma que, en el caso de operaciones de compra venta internacional pactadas en términos Ex Work, se realiza en el país(3)(4).

(3) Además, dicha transferencia se efectúa con anterioridad a los trámites de exportación previstos en las normas aduaneras.

 (4) Aún cuando dicho Incoterm no define la transferencia de propiedad sino la transferencia de riesgo, aquél señala (Incoterms 2010 – Reglas Oficiales de la Cámara de Comercio Internacional para la interpretación de términos comerciales):

“En fábrica” significa que el vendedor realiza la entrega de la mercancía cuando la pone a disposición del comprador en el establecimiento del vendedor o en otro lugar convenido (es decir, taller, fábrica, almacén, etc.), sin despacharla para la exportación ni cargarla en un vehículo receptor.

Este término define, así, la menor obligación del vendedor, debiendo el comprador asumir todos los costes y riesgos inherentes a la recepción de la mercancía en los locales del vendedor.

Sin embargo, si las partes desean que el vendedor se responsabilice de la carga de la mercancía a la salida y que asuma los riesgos y todos los costes de tal operación deben dejarlo claro añadiendo expresiones explícitas en ese sentido en el contrato de compraventa. Este término no debería usarse cuando el comprador no pueda llevar a cabo las formalidades de exportación, ni directa ni indirectamente. En tales circunstancias, debería emplearse el término FCA, siempre que el vendedor consienta cargar a su coste y riesgo.”

En cuanto a la transferencia de bienes, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 947° del Código Civil, la transferencia de propiedad de una cosa mueble determinada se efectúa con la tradición a su acreedor, salvo disposición legal diferente.

Adicionalmente, de acuerdo al artículo 901° del mencionado Código, la tradición se realiza mediante la entrega del bien a quien debe recibirlo o a la persona designada por él o por la ley y con las formalidades que ésta establece.

Como puede apreciarse, la transferencia de propiedad no sólo se realiza con la entrega o puesta a disposición del bien al comprador sino también cuando se efectúa a la persona designada por él, por lo que si de acuerdo a lo pactado entre las partes contratantes, la entrega o puesta a disposición de los bienes se realiza en el país, estaremos ante una operación gravada con el IGV, salvo que la norma expresamente califique dicha operación como exportación.

De otro lado, cabe indicar que el Tribunal Fiscal ha señalado (5) que existe una exportación de mercancías cuando éstas, siendo de libre circulación dentro del territorio aduanero, salen de dicho territorio para su uso o consumo en el exterior, debiendo precisarse que tal “uso o consumo en el exterior” únicamente es el “propósito o fin” con el que el exportador solicita la salida de las mercancías, y como tal debe considerarse verificado al culminarse el despacho aduanero del régimen de exportación definitiva según la legislación peruana.

Agrega el citado Tribunal, en reiteradas resoluciones (6), que una exportación se considera realizada en la fecha de embarque de la mercancía; lo que equivaldría hoy en día a la fecha de control de embarque anotada en la Declaración Única de Aduanas de Exportación.

Asimismo, establece (7) que si la transferencia de propiedad de los bienes ocurre en el país con anterioridad a su exportación, calificaría como una operación de venta gravada con el IGV, independientemente del hecho que el vendedor efectúe los trámites de exportación por indicación de su comprador (obteniendo de esa forma la Declaración Única de exportación).

Por lo expuesto, se encontrarán gravadas con el IGV las operaciones de compraventa internacional en las que se verifique que la entrega o puesta a disposición de los bienes se realiza en el país, toda vez que en estos casos los bienes se encontrarán ubicados en el territorio nacional a la fecha de su transferencia en propiedad(8), la misma que, además, se efectúa con anterioridad al trámite de exportación, aún cuando sea el vendedor de los bienes quien realice los trámites aduaneros correspondientes.

(5) En las Resoluciones N.os 06451-A-2005 y 05682-2-2009.

(6) Resoluciones N.os 05682-2-2009, 03204-2-2004, 0251-5-2001 y 0623-1-2000.

(7) Resolución N.° 05682-2-2009.

(8) Cabe mencionar que en el Informe N.° 31-2011-MINCET UR/VMCE/DNC se afirma que en los contratos pactados en términos EXW “(…) la mercancía debe estar embalada y etiquetada, y dispuesta para el medio de transporte elegido por el comprador, lo que significa que el vendedor cumple su obligación de entrega cuando pone la mercancía, en su establecimiento (fábrica, almacén, etc.), a disposición del comprador lista para ser exportada” (el subrayado es nuestro).

Adicionalmente, se señala que en el caso de una compraventa internacional correspondiente al Incoterm EXW el vendedor no es, de acuerdo a nuestra legislación civil, el propietario de los bienes al momento de su salida del país, siendo que el sujeto propietario de tales bienes es el comprador no domiciliado en el país.

http://www.sunat.gob.pe/legislacion/oficios/2011/informe-oficios/c103-2011.pdf
Alan Emilio Matos Barzola

alanemiliomatosbarzola@gmail.com 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s